Pasar al contenido principal

Coronavirus: ¿Qué alimentos debemos consumir para reforzar nuestro sistema inmunológico?

El Coronavirus es un virus que causa infecciones respiratorias que pueden ir desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS).

Aunque aún no hay una vacuna para combatir el virus, la prevención es el mejor aliado en estos momentos. En ningún caso la alimentación, por sí misma, evita o cura la infección por el nuevo coronavirus, o por cualquier otro virus. Pero el estado nutricional de una persona sí puede ayudar a reducir el impacto del virus en caso de un contagio, ya que  los mecanismos de defensa y de respuesta frente a las infecciones, así como la capacidad de recuperación, están estrechamente relacionadas con el estado nutricional de las personas.

Por ello, Faviola Jiménez, directora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Científica del Sur, dio a conocer los tipos de alimentos que nos ayudarán a fortalecer nuestro sistema inmunológico. En ese marco, la universidad está planteando un esquema de trabajo basado en investigaciones y evidencia científica que promueve la ruta de la Inmuno Nutrición. Esta consiste en:  

 

  1. MACRONUTRIENTES:

Carbohidratos:

Consumo de carbohidratos complejos que tengan alto contenido de fibra:

Pan y pastas de grano entero (integrales).

Grasas:

Reforzar el consumo de omega 3:

Pescados de carnes oscuras como anchoveta, bonito, jurel.

Pescado azul como atún fresco, salmón o caballa.

Proteínas:

Proteína de origen animal son: Carnes rojas, conservas de pescado, huevos, quesos, leche, hígado, sangrecita.

Proteínas de origen vegetal: Menestras, quinua.

 

  1. MICRONUTRIENTES:

Vitaminas:

Vitamina A: Hígado, carne de vacuno.

Vitamina B: Menestras, granos, frutos secos.

Vitamina C: Limón, camu camu, mandarina, lima, naranja, papaya, piña, fresas, arándanos, moras, sandía.

Vitamina D: Pescados grasos, lácteos, champiñones, y a esto, sumar en la medida de lo posible, cierta exposición a radiación solar.

Vitamina E: Champiñones, y frutos secos (nueces, maní, avellanas) y aceites vegetales de maíz (germen de trigo, girasol, soja).

 

Minerales:
Magnesio: Vegetales de hojas verde intenso, quinoa, pan integral, higos secos, semillas de calabaza, almendras, pistachos, limón. 

Zinc: Pescado, Conchas, Pota, huevos, lácteos, frutos secos.

Selenio: Pescados, mariscos, huevos, pollo e hígado, ajo, champiñón, carnes rojas, Frutos secos (nueces, pecanas, avellanas)

Hierro: Sangrecita, Hígado, Vísceras, Pollo, Pescado.

 

  1. ESTILO DE VIDA:
  • Es clave que duermas entre 7 y 8 horas diarias.
  • Consume agua en abundancia y probióticos.
  • Realiza ejercicio moderado.
  • Pon en práctica actividades y hábitos que disminuyan tu estrés (música, respiración, deporte, baile, entretenimiento, descanso).
  • Organiza una estrategia de 5 comidas al día, en la que se contemple la ingesta de 400 gr de vegetales diario.